Mi hijo me contó que es Trans

¿Qué hago?, ¿Debo ayudarlo o no?

Cuando pensamos en convertirnos en padres, casi siempre nos provoca sensaciones positivas, como el amor, el cariño la protección que debemos darle a nuestro hijo.

Esta etapa es donde volcamos todos nuestros sueños, sobre lo que vamos a hacer y lo que no, que le vamos a enseñar, etc. Como nos imaginamos que será, tendrá muchos amigos, será el alma de la fiesta!!….

Después, con el crecimiento de nuestros hijos, el camino se hace mucho más difícil, ya que debemos enfrentar los cambios en su desarrollo, el ingreso a la pubertad, las conductas riesgosas, sus dificultades para seguir las instrucciones que les damos, etc.

Esto se vuelve cada vez más intenso.

Es aquí donde es crucial despojarnos de todas nuestras expectativas como padres y lograr visualizar que nuestros pequeños deben ser lo que ellos quieran ser, a pesar de lo que nosotros esperemos de ellos, por que son nuestras expectativas lo que los hace sentir presionados con lo que deben lograr o ser.

A veces esto es completamente inconsciente y no nos damos cuenta de que a través de nuestros actos vamos incorporando nuestros sueños sobre ellos mismos, que no es más que proyecciones de nuestras propias frustraciones o inseguridades y casi siempre también son nuestros sueños que no pudimos lograr cuando éramos pequeños!….y queremos verlos cumplidos a través de nuestros hijos.

 

Cuando nuestro pequeño hijo o hija, nos cuenta con todo el nerviosismo y la angustia que eso provoca, que no se siente bien con su cuerpo biológico, ya que siente que tiene otro género, la primera reacción de los padres generalmente tiende a ser de sorpresa y ansiedad por conocer más o por que no querer aceptarlo y llegan pensamientos como estos:

“solo es una etapa, que ya se le pasará!.... Están explorando, son muy pequeños para estar seguros de eso! “eso te pasa porque ves mucho las redes sociales” “Es una moda, ahora todos creen que son así!”

Calma, todos estos pensamientos son perfectamente normales, sin embargos al expresarlos y decírselos a nuestros hijo o hija en el momento en que nos esta expresando algo tan complicado para ellos, puede crearles mucha más inseguridad, miedo e insatisfacción con lo que son.

 

Todo esto afecta profundamente su autoestima y la seguridad en si mismo para salir a enfrentar el mundo.

¿Entonces qué podemos hacer como padres para ayudarles a entender este proceso?

Informarme lo más que pueda

El conocimiento es poder, si aprendes, lees e investigas todo lo que significa estar en Transición de género, las etapas emocionales que tu hijo va a pasar, el proceso de cambio de género social, la aceptación de sus pares y de su familia, etc.

Te va a ser mucho más fácil entender por lo que esta pasando, esto te permitirá conectarte con él y generará la empatía necesaria para no juzgarlo y empezar a ser parte de su proceso.

Los profesionales de la Psicología Infanto-Juvenil son expertos en procesos de desarrollo Psico-emocionales, por lo tanto te podrán orientar siempre sobre las conductas correctas que debes tener como padre o madre.

Nunca te juzgará y solo te ayudará a avanzar en este proceso junto a tu hij@.

Esto te dará también un espacio para botar tus propias frustraciones con este tema, tus miedos e inseguridades, lo cual bajará tu angustia y te sentirás más tranquilo para enfrentar la transición de tu pequeño.

Centrarte en las necesidades de tu hij@ NO en las tuyas

Cuando nos pasan estas situaciones complicadas, nuestra mente suele centrarse en nuestras propias emociones, ya que somos seres que vivimos constantemente a través de lo que nosotros sentimos.

Tener la capacidad para salir de nuestro centro y mirar a nuestro hijo como un ser que esta en crecimiento y que necesita de toda nuestra ayuda para avanzar, es lo que te va a permitir desplegar tus herramientas para contenerlo y apoyarlo.

Si sigues centrado en lo que tu sientes como padre, no podrás mirarlo a él como una persona que necesita ayuda, tu hijo sentirá eso y se cerrará, lo cual podría tener conductas de aislamiento y frustración muy preocupantes. 

No profundices más sus sentimientos de inadecuación consigo mismo

El niño o niña o persona No Binaria, que siente que no esta bien el género que se le atribuyó con su condición biológica desde el nacimiento, es una persona que esta sufriendo.

Generalmente les cuesta darse cuenta de lo que sienten, no es algo que nace por que vi una película o un video, o por que mi mejor amiga se viste más masculina o más femenina.

Al contrario, es algo que nace desde lo profundo del ser, y es muy probable que lo haya sentido durante mucho tiempo.  

Si nosotros como padres además no lo entendemos, pero tampoco nos esforzamos en entenderlo, vamos a estar profundizando su sufrimiento, por que los niños piensan “Si mi propia mamá o papá no me acepta, entonces que me queda para el resto de las personas”.

Escrito por:
Carolina Pool

DIRECTORA y PSICOTERAPEUTA INFANTO-JUVENIL

Licenciada en Psicología, Magister en Psicología Clínica Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid.

Diplomada en Abuso sexual infantil.
7 años realizando Psicoterapia Infantil, Adolescente y Adultos.

Especialista en:

  • Psicoterapia de Juego en niños desde los 3 años de edad.
  • Psicodiagnóstico Infanto-Juvenil.
  • Evaluación y Detección del Abuso sexual Infantil.
  • Terapia del Trastorno del Espectro Autista. 
  • Trastornos ansiosos en niños y adolescentes. 
  • Experta en desarrollo y evaluación de Habilidades parentales
carolina.pool@kidsandfamily.cl

reembolsos

Servicios