3 pasos para despegar a tu hijo del celular sin eloquecer!!

Los niños hoy en día están pendientes del celular o de los juegos de consola, nosotros como padres no siempre nos damos cuenta de que su apego por estos dispositivos, que lo hacen todo, no es por que el dispositivo sea muy entretenido en si, o por que nuestro hijo no sabe o no puede hacer otra cosa. 

Esta adicción a todo lo que sea electrónico tiene que ver con que no los estimulamos, ni les enseñamos a divertirse por si solos, por lo tanto al ver un dispositivo que tiene todo, lo primero que hacen es aferrarse a esa comodidad tan placentera. A todos los niños desde los 4 años en adelante les gusta estar horas viendo videos o series animadas.

¿Como lo hacemos sin que esto suponga gritos, rabietas o estados de ansiedad provocados por la restricción de estos aparatos por parte de nosotros los padres?

1

Saber que implica implementar limites en los dispositivos

Cómo padre primero, debes tener en cuenta que si le estamos restringiendo tanto el acceso como el tiempo que estarán utilizando los dispositivos, si o si esto generará un estado de ansiedad  por el dispositivo y hará que el niño lo quiera mucho más que antes. 


Para esto es muy importante entonces involucrar al niño en esta implementación de la restricción, apelando siempre a que el motivo de la restricción no es por el niño este haciendo algo malo, si no que es por que a todos nos hace mal estar mucho tiempo en las pantallas. 


Esto puede traer algunos días de enojo de los niños y de ambientes más estresantes, pero se pasará después de unos pocos días y el beneficio será enorme.

2

Reconocer e identificar que si les limitamos el tiempo de uso, tenemos que darles otras opciones

Debemos entregarles otras opciones con las cuales puedan divertirse, si no hacemos esto, la angustia del aburrimiento les hará desear aun más el dispositivo e irán a pedirlo sin importar sus métodos. Una de esas opciones tiene relación con considerar  que nunca se le debe entregar a cambio cosas compradas o regalos, por que esto solo estará cambiando una deseabilidad  por otra. 


Lo que debemos entregar a cambio, es algo que es muy preciado y querido por los niños, que tiene relación con el tiempo que pasan con nosotros sus padres. Si les decimos que en vez de estar en las pantallas vamos a salir a andar en bicicleta o a jugar juntos a algún juego de mesa, los niños podrán entender que la ganancia debe ser mejor. 


Es muy probable que no estén motivados de inmediato, de hecho seguro que rechazarán esta opción, pero después de la primera vez, seguro querrán volver a hacerlo.

3

Jugar con ellos a cambio de la disminución del tiempo en las pantallas

El tiempo con los padres es el mejor aliado para mejorar la creatividad de nuestros pequeños. Además cuando jugamos con fortalecemos su autoestima y seguridad en si mismo, ya que ellos necesitan nuestro reconocimiento de sus propias habilidades. Debemos utilizar el tiempo con nosotros como una estimulación en vez de decirles, que te compro esto si es haces esto, decir; vamos toda la tarde a estar juntos en el parque, supone para los niños un excelente panorama que siempre esperan y anhelan.

reembolsos

Servicios