¿Te has sentido culpable? 4 preguntas y respuestas sobre la Culpa

La culpa es un sentimiento que hemos experimentado todas las personas a lo largo de nuestras vidas, y se expresa a través de una reacción subjetiva de malestar ante un estímulo interno u externo de haber hecho algo malo, de ser mala persona, de infringir la ley, entre otras cosas. A diferencia de las emociones básicas como la alegría, el enojo, o la tristeza, la culpa, esta es una emoción social que se va aprendiendo a lo largo de la vida y se va formando de acuerdo con el entorno familiar y cultural, además del significado experiencial propio que le da el individuo. 

Tanto situaciones imaginarias como reales son capaces de provocar culpa y, si bien sirve para adaptarnos a la sociedad, también en exceso puede ser perjudicial para nuestra salud.

¿Cómo distingo una culpa saludable de una patológica?

La culpa considerada normal, se ajusta a la realidad, nos ayuda a adaptarnos y nos avisa cuando hemos o vamos a infringir alguna normal social. En cambio, la culpa patológica, se experimenta de manera intensa incluso debido a cosas pequeñas. Además, se tiene poco control ante a esta emoción, y afecta el diario vivir impidiendo un sano desarrollo social y personal.

La ausencia de culpa también es patológica y se da en casos de personas con perfiles psicópatas o sociópatas.

¿Qué efectos negativos puede tener la culpa excesiva en mí?

La culpa es una alarma que sirve para buscar adaptarnos a nuestro entorno social y cultural. Ésta, provoca emociones como la angustia y la ansiedad que, si se experimentan por tiempo prolongado, puede provocar incluso depresión.

¿Cuáles pueden ser las causas de sentir demasiada culpa?

Principalmente, la baja autoestima es la causa de experimentar una culpa excesiva, ya que la concepción permanente que se tiene de sí mismo/a, de no ser suficiente, y de percibir al resto como mejores, dan paso a que el sentimiento de culpabilidad los agobie.

A su vez, la baja autoestima puede ser parte de algún trastorno anímico como la depresión o la ansiedad.

¿Cómo identifico si mi culpa es excesiva?

Los rasgos más significativos son:

  • Dificultad de pensar en uno/a mismo/a y a quererse por miedo a ser egoísta.

  • Percibirse como mala persona.

  • Tendencia a culpabilizarse por cualquier desaprobación recibida.

  • Dar más importancia a los deseos y cómo los perciben los demás, que el deseo y percepción propia.

Algunas de las cosas para poner en práctica que sirven para contrarrestar este sentimiento, son:

  • Dejar de magnificar las cosas.

  • Asumir que la personas, no necesariamente somos as acciones que realizamos.

  • Preguntarse si se puede aprender de lo sucedido.

  • Buscar ayuda profesional.

Más que una terapia Psicológica, somos creadores de experiencia terapéuticas.

Convenios

Contáctanos