Cuanto te demorarás en sentirte bien, una vez que empiezas a ir al Psicólogo

Asistir a una terapia Psicológica no es para nada fácil, requiere mucha fortaleza para enfrentar nuestros miedos, inseguridades y situaciones que nos cuesta demasiado procesarlas a nivel emocional y psicológico. Cuando esto se da en nuestros hijos es aún más difícil, porque como padres asistimos voluntariamente a un profesional para que nos diga que debemos mejorar como padres y que estamos haciendo mal. Esto puede ocasionar culpa, resentimiento, sensación de agotamiento y variadas dificultades para enfrentar conflictos.

 

Tanto en la terapia Infanto-Juvenil como en la de adulto debemos contar como mínimo con alguien en nuestro entorno que pueda sostenernos y así nos ayude a llevar la terapia de forma más amena, por que seguro en más de alguna sesión vas a salir más triste, más sensible, con rabias o enojos a flor de piel y necesitarás a esa persona que te ayude a sobrellevarlo.  

 

En los niños esto se da en menor intensidad, ya que intentamos la mayoría de las veces trabajar temas complicados, tristes o muy agobiantes emocionalmente al principio de la sesión, para después motivarlos a que puedan irse con la sensación de haber botado, pero también con un alivio emocional de que alguien recibe sus emociones sin juzgarlos o criticarlos y los recibe como los niños que son, de forma natural y genuina.

La mayoría de nuestros pacientes cuando llegan a las primeras sesiones de Terapia Psicológica, suelen preguntar lo siguiente:

¿Y cuanto me demoraré en sentirme bien?

         ¿Cuantas sesiones debo venir?

              ¿Cuándo me dirá que debo hacer para no sentirme deprimido?

                  ¿ Mi hijo cuando dejará de portarse mal?

Las respuestas a estas preguntas la verdad es que no las tenemos, ya que todo depende de la profundidad de cada caso, de la adhesión al tratamiento; es decir de la capacidad de la persona o de los padres del pequeño para responsabilizarse por reservar la hora, asistir constantemente y realizas las recomendaciones dadas por la profesional.

En este sentido el tiempo en que la terapia demorará en  tener resultados es muy variable, pero si te podemos decir: que si la persona esta comprometida y cree en que las sesiones funcionan y realiza las recomendaciones dadas por el profesional,  el éxito de la terapia sería completamente esperable.

reembolsos

Servicios