3 Hábitos saludables para controlar el estrés!

Sabías que el 80% de las personas sufre estrés laboral o personal a lo largo de sus vidas…

 

Pero que significa esto,

¿Qué es en realidad el estrés?

 

Esta palabra que tanto utilizamos en nuestro día a día, significa que tu cuerpo esta respondiendo de forma física y psicológica a un evento o acontecimiento que no esta incorporado dentro de su repertorio de actividades a las que esta acostumbrado. 

Esto entonces produce una cadena de sensaciones emocionales y físicas que permiten al cuerpo responder a este nuevo evento o acontecimiento.  Cómo es un evento nuevo, nuestro cuerpo reacciona con hormonas que son propias de la defensa de algo desconocido.

Esto nos pasa constantemente, cuando enfrentamos una reunión de algún tema nuevo, cuando tenemos proyectos nuevos que realizar o inclusive con cosas tan cotidianas como cuando vamos al dentista después de mucho tiempo y no sabes que te dirá o cuanta plata deberás gastar. 

El tema importante con el estrés se relaciona con como nosotros establecemos estrategias saludables para enfrentarlo y no permitir que nuestro cuerpo se resienta, llegando hasta tener sintomatología física, como dolores de cabeza, colon irritable, problemas musculares, dolores de articulaciones, etc.

 

Entonces vamos a revisar las diferentes estrategias que debemos implementar en nuestro diario vivir para afrontar de mejor manera el estrés.

1) Distinguir entre lo importante y lo urgente:

Todas nuestras actividades no son importantes, y tampoco todo es urgente. La capacidad para distinguir esta diferencia radica en que momento de la vida estas viviendo ahora, de acuerdo a eso puedes empezar a priorizar. Lo importante siempre tiene relación con visualizar que consecuencias podrías tener si es que no realizas esa actividad. Esas consecuencias serán devastadoras para tu salud mental, para el bienestar de tus hijos, o para vivir tu vida normal, si es así, significa que son importantes.

2) Actividades para botar emociones contenidas:

Todo nuestro funcionamiento diario se basa en emociones, todo lo que hacemos, lo que hablamos, una reunión en el trabajo, como te miró o te habló el chofer del taxi al que te subiste en la mañana, o la cajera que te vendió el café después de almuerzo… todo eso te provoca una emoción que puede quedarse por mucho tiempo en tu interior o puede ser pasajera. En cualquiera de estas opciones, siempre necesitas botar y canalizar estas emociones que van fluyendo en tu cuerpo, para que se renueve tu energía y puedas estar disponible emocionalmente para un nuevo día. Recuerda que si no botas tus emociones diarias a través de ejercicio o meditación o una junta con tus amigas, estarás ocupando tu lugar psíquico y saturándolo cada vez más.

3) Actividades de Interacción social:

El interactuar con personas de tu misma o parecida edad, aporta el reconocimiento y validación de tu autoestima, te sientes querido y perteneciente a un grupo. Este grupo puede ser de algún gimnasio, universidad, trabajo, etc. Como seres humanos necesitamos estar en constante pertenencia a un grupo, cuando no tenemos esto, es muy probable que tu autoestima baje, te sientas menos reconocido y menos capaz en algunas de tus habilidades.

reembolsos

Servicios